Las Indias Occidentales

Su Tierra y su Clima

Las islas de las Indias Occidentales están formadas por dos cadenas principales de montañas. Una cadena va de oeste a este y forma las islas de las Antillas Mayores, mientras que la otra cadena tiene tendencia norte—sur y forma las Antillas Menores. Estas cadenas de montañas se encuentran mayormente sumergidas en el Océano Atlántico y en el Mar Caribe, y solamente las picos más altos sobresalen sobre la superficie del mar. En las islas de las Antillas Mayores se encuentra una llanura costera que rodea a las montañas del interior.

Ver una vista de satélite del Caribe

Las secciones occidental y norte componen las Antillas Mayores y comprenden las islas (con sus islas adyacentes): Cuba, Jamaica, La Española (con 2 países: Haití y República Dominicana) y Puerto Rico. Las Antillas Mayores descansan sobre un macizo submarino común y están atravesadas por una cadena abrupta y elevada de montañas, cuyos picos más altos oscilan entre dos y tres mil metros que culminan en La Española (con el pico Duarte con 3087 m) y declina, a ambos lados, en Cuba, Jamaica y Puerto Rico. Esas montañas están compuestas de piedra caliza, con afloramiento de otras rocas, todas ellas mucho más antiguas que las de origen eruptivo de las Antillas Menores y sin huellas de actividad volcánica reciente.

Desde Puerto Rico, hacia el este y luego hacia el sur en forma de arco, hasta próximo a la desembocadura del río Orinoco, se encuentran la cadena de islas que componen las Antillas Menores. La nomeclatura de estos grupos de islas es confuso. Hoy el nombre de Islas de Sotavento ('Leeward Islands') se aplica a la porción norte de la cadena, desde las Islas Vírgenes hasta Guadalupe. El grupo de Barlovento ('Windward Islands') incluye Dominica, Martinica, Santa Lucía, San vicente, las Granadinas y Grenada. En los primeros tiempos de dominación española, toda la cadena desde las Vírgenes hasta Trinidad se llamaba Islas de Barlovento, limitando el nombre de Islas de Sotavento a las que se encuentran cerca de las costas de América del Sur, una distinción lógica y descriptiva, considerando el predominante viento nordeste.

Las islas del Caribe Sur, llamadas antiguamente de Sotavento, son Trinidad, Tobago, Margarita, Curaçao, Aruba, Bonaire y otras pequeñas islas (entre ellas, Testigos, Los Frailes, Tortuga, Orchilla, Los Roques, Islas de las Aves).

Con la excepción de la cadena de las Bahamas, todas las islas de las Indias Occidentales se hallan en la zona tropical pero gozan de un clima templado en las zonas montañosas; a menor altitud las condiciones meteorológicas se ven modificadas a causa de influencias oceánicas como los vientos alisios.

El clima de las Indias Occidentales es marítimo tropical. De diciembre a abril, las temperaturas diarias máximas, en la mayor parte de la región, se encuentran entre 25 - 30° Celsius (77 - 86° Fahrenheit) mientras que de mayo a noviembre se encuentran entre 30-35° Celsius (86-95° Fahrenheit). Durante las noches, las temperaturas descienden más o menos 6º C (10º F).

En la mayoría de las islas se pueden distinguir dos estaciones: una relativamente seca, de noviembre a mayo, y otra de lluvias, de junio a octubre. La humedad relativa es alta durante todo el año.

La precipitación total anual varía desde 800 a 2000 mm (30 a 80 pulgadas) pero en las montañas más altas puede llegar a 5000 mm (200 pulgadas). Los vientos alisios regionales, cargados de humedad, producen fuertes lluvias en los lados expuestos a ellos (barlovento) de las islas con altas montañas.

Los huracanes, que se originan en el Atlántico, suelen aparecer entre julio y octubre, provocando enormes daños cuando se acercan a la costa.

Arriba

Ir a la 3ra. parte 3ra. parte

Ir a la 1ra. Parte

Ir al índice general Índice general

Copyright © 2009-2016 José E. Marcano M.