La Restauración

Revueltas preliminares de 1863

Neiba

El clima de malestar que existía en la colonia de Santo Domingo "ya era evidente en los meses de noviembre y diciembre de 1862 cuando los oficiales españoles presentían el estallido de una rebelión en breve plazo" [1]. Los informes señalaban la región del Cibao como la más inclinada a rebelarse.

Sin embargo, donde iba a darse la primera rebelión de 1863 no sería en el Cibao sino en el Sur, específicamente en Neiba, perteneciente entonces a la provincia de Azua.

Un grupo de cincuenta de cincuenta hombres al mando del Comandante Cayetano Velázques, asaltó el pueblo de Neiba y redujeron a prisión al jefe militar del mismo, General Domigo Lazala, apoderándose de las municiones y el armamento. Pero este movimiento fracasó por falta de preparación; el alcalde ordinario hizo preso al jefe del movimiento y los que le seguían se rindieron sin disparar un tiro

Este levantamiento hizo al Capitán General Felipe Ribero y Lemoine, gobernador de la colonia, movilizar fuerzas de caballería hacia Neiba, recuperada cuando los españoles marchaban sobre la plaza, por obra del Alcalde del pueblo, quien pudo debelar la revuelta de Velásquez.

Abortó, pues, la rebelión de Neiba, y todavía no sabemos qué se perseguía con ella. Esta revuelta parece haber estado desvinculada de una gran conspiración que se tramaba en el Cibao, sobre todo en la Línea Noroeste.

Arriba

Página anterior Al índice de la sección Siguiente página

Referencias

[1] Frank Moya Pons. 1977. Manual de Historia Dominicana. Universidad Católica Madre y Maestra. Santiago, República Dominicana. p. 349. [Volver al lugar de llamada]

Copyright © 2009-2014 José E. Marcano M.